A pagar la cuenta… 2nda parte

18 03 2007

por Jorge Zambrano

50pesos.JPG

Me gustó mucho el artículo de mi compañero Juanky, yo creo que la mayoría leemos eso y nos sentimos identificados porque hemos estado ya varias veces en la misma situación. Quiero ahora yo compartirles una experiencia relacionada con el tema de quien se supone que debe de pagar las cuentas…

Para explicar bien esta anécdota hay que describir a los 6 involucrados y su situación en aquel entonces:

  • Mariana – estatus: con novio, ocupación: estudiante
  • Liz – estatus: con novio, ocupación: estudiante
  • Sandra – estatus: soltera, ocupación: estudiante
  • Paco – estatus: con novia, ocupación: profesionista
  • Sergio – estatus: soltero, ocupación: estudiante
  • Jorge Zambrano – estatus: soltero, ocupación: estudiante

Todo comenzó una vez en la que estábamos los 6 involucrados y el resto de la bola en una bar. Ya en el declive de la fiesta, Mariana propone ir a cenar tacos y comienza a preguntarle a la bola que a quién le gustaría ir. Total, los que nos terminamos animando fuimos los 6 mencionados, más que todo por convivir, por la insistencia de Mariana y “pues bueeeno si me echo 1 o 2 taquillos…” Cabe mencionar que esta anécdota ocurrió hace años y en ese entonces yo era todavía un estudiante, por lo que dependía totalmente del dinero que me daban mis padres semanalmente. No voy a entrar en detalles, pero, estaba bastante limitado de presupuesto, no me alcanzaba para andar “padroteando”. Tenía que racionar las idas a discos, a conciertos o las salidas “todo incluido” con chavas con lo que tenía de la semana pasada o ya dar por gastado lo de la próxima y atenerme a las consecuencias.

Llegamos a los tacos, no recuerdo cuánto dinero llevaba y tampoco tenía tanta hambre así que decidí limitarme a un billete de cincuenta pesos que traía. Terminamos de cenar y nos traen la cuenta. Yo ya tenía previsto lo mío así que eché mi billete de cincuenta y me desentendí. Sergio saca un billete de cien pesos o algo así y Paco también saca dinero. Liz hace un movimiento como que va a agarrar algo de su bolsa y Paco: “No no no no no… así esta bien…”, Liz no opuso resistencia alguna. Enseguida la atención pasó a Sandra y con solo la mirada le hizo entender que ella tampoco intentara nada… Yo noté lo sucedido, claro, pero aún no estaba al tanto de la situación porque realmente no estaba poniendo atención. En eso me dice Paco: “Es que nombre… que van a andar pagando…”, yo seguía distraído: “ah okay, está bien…” ¡Inocente! Luego vinieron 10 segundos confusos e incómodos que nadie entendía que era lo que estaba sucediendo, todos volteando a ver a todos y nadie decia nada

.

.

.

1

.

.

.

2

.

.

.

3

.

.

.

4

.

.

.

5

.

.

.

6

.

.

.

7

.

.

.

8

.

.

.

9

.

.

.

Finalmente Paco de mala gana saca más dinero de su cartera y lo pone. Se llevan la cuenta, agarramos los chicles y nos despedimos. En ese momento me percaté de lo sucedido, el comentario era una indirecta muy sutil para darnos a entender a Sergio y a mí que pusiéramos más dinero para completar el gasto de ellas porque “que van a andar pagando”, ahí entendí el verdadero significado de esa frase… ¡Pues entonces que pague el! Se fue el resto y se acerca Sergio conmigo: “Oye, ¿qué es lo que acaba de suceder? No entendí… ¿Las terminamos patrocinamos o qué fue? Se supone que a mi me tocaba x feria y no me llegó nada…”

Me pareció totalmente fuera de lugar e innecesario el gesto de pagar. Si alguien se quiere ver “super lindo”, pues que no ande involucrando a terceros. Aparte, iniciamos el plan animándonos también a ir de la manera más casual y que termine el plan sin habernos dado cuenta, como si nosotros las hubiéramos *invitado a salir* (*connotación de date) con nosotros. Aparte fue tan bizarra la situación que todos nos paramos viéndonos a todos de reojo con las orejas bien paradas y nomas nos despedimos sin decir más, ya nadie le quiso indagar al asunto. Se echó dinero al centro, se hizo un revoltijo mágico y quien sabe como pero ahí quedó. Ni si quiera quedó claro quién se supone que le pagó a quien o que, de manera que por lo general le agradecerían a uno después de ello. En fin, ese fue el relato…

Anuncios

Acciones

Information

7 responses

27 03 2007
correa

uta si de por si es muy cagante el wey que se quiere lucir pagando todo, ahora más cagante que quiera saludar con sombrero ajeno!!

que bueno que te limitaste a tu billete de 50 pesos y dejar que el otro cuate pusiera el resto de la lana…

en cuanto al tema de quien tiene que pagar… creo que ahi si es del criterio de las personas involucradas… el que el hombre siempre tenga que pagar todo, tiene connotaciones machistas y está presente en el hombre que no deja pagar, como en la mujer que no hace el minimo movimiento hacia su cartera…

tomo en cuenta varios puntos a la hora de la cuenta:

_ nunca me sordeo de la cuenta, a menos que el que haya invitado, sea mi jefe… ya que luego se caga porque dice que nadie tiene que lucirse con él… y que al cabo que “la empresa” deduce lo de la comida…

_ si yo fui el que invité, es decir “te invito a comer (cenar o lo que sea)”, voy con la intención de pagar la cuenta… si se ofrecen a pagar algo llego a un acuerdo para que “a la que sigue” la otra persona pague…

_ si fue un acuerdo casual, algo así como “ah, hay que ir a comer algo… (etece, etece)” y se arma un plan así medio casualón.. pues entiendo que nadie va invitando a nadie… así que ahi es donde está la expectativa de que cada quien pague su chocolate…

_ entonces digo que no hay nada de malo en que un hombre pague la cuenta… pero si es importante considerar la situación… si tu invitas a alguien a comer o a cenar, inclusive si es un amigo hombre, a tu papá o a tu hermana misma… oye! tu estás invitando, es de cortesía pagar la cuenta…

_ ya en una relación de pareja, se me hace estúpido que el hombre siempre pague todo… eso es no darle lugar a la mujer, demostrando que siempre el del dinero y el del poder es quien paga… es el hombre… como dices tu en tu post… no es cuestión de el dinero… es por el hecho…

bueno ya me callo que ya “hable” mucho…

saludos

27 03 2007
sanpedronights

¡Hey que tal correa! Gracias por tu respuesta. Estoy totalmente de acuerdo en los puntos que tomas en cuenta para pagar la cuenta, me parecen muy justos… es que simplemente hay de ocasiones a ocasiones… Yo creo que lo de la pagada depende mucho de que tanto frecuentas a esa persona, de la relación que tienes con la persona, del monto de lo que pretendes pagar y de la formalidad / informalidad de la salida.

Realmente muchas veces nos hacemos demasiado bolas con este tema, y es más sencillo de lo que lo hacemos… También lo que dices que ahora invitas tu y mañana te invitan, eso también me parece…

saludos,
Jorge Zambrano

13 04 2007
Anónimo

Una vez un pinche sanpetrino me invitó a comer. Creo que se avergonzó de mi porque cuando me trajeron una toallita caliente yo no tenía idea de para qué fragados era. Lo siento, pero yo mis manos las lavo con agua y con jabón. Ya desde ahí el wey se estaba encabronando, pero a mi no me importó.

Creo que el quería pedir por mi, pero yo no lo dejé. Así que le pedí al mesero lo que a mi se me antojó cenar. Pedí mi comida, un refresco, luego un té verde, y para terminar un postre. El que me invitó me gritó que no pidiera tanto, que no fuera chiflada, y que él no podía pagarlo.

Yo ni en cuenta de que el tipo planeaba pagar. Yo pedí lo que a mi se me antojó porque a fin de cuentas yo traía para mi propia comida. El pendejete machista aquel ni siquiera era mi novio ni estaba saliendo con él ni nada. Y si realmente planeaba invitarme, ¿por qué fregados tenía que limitarme a lo que él quería pagar y anda más?

8 05 2007
Anon

Estoy de acuerdo con la primera opinión, si alguien te *invita* al cine/a comer/etc. significa que esa persona (el que invita) va a pagar los gastos.

Si es más bien un “vamos a comer juntos/vamos al cine juntos/etc.” entonces cada quien paga lo suyo.

Aunque sí es algo difícil cuando empiezas a salir con alguien o cuando no conoces a la persona muy bien, pero lo mejor es que la mujer siempre haga el intento de pagar. Ya el chavo es quien decide si acepta que pague o no. La mujer que se incomoda con esto puede decir, “a la próxima invito yo” o algo así.

Me pareció muy mal educado que el amigo quisiera encasquetar a sus amigos con la invitada. Aunque bien pudo alguno de ustedes haber dicho, “híjole, ahora no tengo para invitar, pero a la próxima si quieren las invitamos” o algo así, ya saben, safarse de la situación con gracia.

23 08 2007
Susana

Creo que en cuestion de dinero, las condiciones deben ser iguales; independientemente si te invitaron o no, o si es tu date o tu novio o lo que sea. Ya si uno de integrantes insiste en pagar el total pues adelante, pero el primer paso para evitar situaciones incomodas: es pagar lo que consumiste sin esperar nada. Hay que promover esa cultura, civilizarnos y vivir felizmente pagando lo que cada quien consume sin dudar. ¡No continuen mal acostumbrando a la personas, y si no pueden pagar pues no consuman!

27 11 2007
Palmdrix

Que buen tema

en el caso de la anonima

Creo que tienes razon, en todo caso si quien te invito no traia dinero suficiente, te lo hubiera dicho, o bien te hubiera invitado a un lugar mas “economico”

saludos

5 03 2009
Ro

Creo que a los hombres siempre nos va mal en respecto a este tema y más cuando apenas estás saliendo con niñas que acabas de conocer.

Totalmente de acuerdo te invito a comer significa yo voy a pagar lo que tú comas(a la/s persona/s que invitaste) ah ojo el que invita decide el lugar y ya cada quien escoge q va a querer(a mi cuando me pasa suelo esperar a que el “anfitrión” pida primero para ver de q rango escojo el platillo.

Pero cuando un grupo de amigos dice vamos a comer…cada quien paga lo que le toca, ahora q si hay parejas o en camino a y uno le va a pagar al otro, pues ese es business de ellos, tú no vas a tener que cargar con la parte de la prima del date de tu amigo…

Ah otra cosa y pasa muuuucho de repente las niñas en los antros les da sólo por pedir un cosmo o un martini…okay pero tengan en cuenta que si tienes esa mesa es gracias a las botellas que los demás están pidiendo, es decir cuando llegue la cuenta no salgan con que sólo tomé 2 apple martini y son 150…y a todos los demás nos llega una cuenta de 750…creo q si estás disfrutando de la mesa les toca pagar un poco más de lo que consumieron…no creen???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: