La verdaderamente Mala Educación

16 05 2011

por Ale Garza

México ha quedado en el último lugar en todos los exámenes PISA. Los resultados no parecen haber sorprendido o decepcionado a nadie, porque después de todo, estamos comparando a nuestro país con países del primer mundo, europeos en su mayoría, y de entrada sabemos que es una competencia desigual. Suficiente logro es siquiera haber calificado para la OECD, dicen.

Sin embargo para nuestro país lo interesante no es el númerito o calificación, sino todo el estudio detrás. Según la OECD en Education at a Glance publicado en el 2009, invertir menos en educación no necesariamente significa que los servicios educativos tendrán menor calidad (pág. 171), como queda claro en el caso de Holanda y Korea. Pero además de la necesidad de tomar en cuenta cuestiones demográficas, creo que lo más importante en el caso de México es la distribución de ese presupuesto- la OECD nombra a México como uno de los países cuyo desempeño es significativamente menor de lo que se podía esperar al tomar en cuenta el gasto por alumno (pág. 265).

Al parecer la mayor parte del presupuesto para la educación en México, más del 90%, está destinado a los maestros, mientras que en países como Finlandia (que siempre ha quedado en los primeros lugares de PISA), a los maestros les corresponde menos del 70%. A pesar de esto, México es nombrado como uno de los países cuyos maestros son los peores pagados (pág. 389). Para hacerlo todavía un poquito peor, los maestros en México trabajan más que en Finlandia (123 horas más al nivel primaria y 477 más al nivel secundaria) y el tamaño promedio de los grupos aquí es de 30 alumnos, cuando el promedio de la OECD es de 24. Entonces la mayor parte del presupuesto va destinado a maestros que trabajan mucho más por mucho menos.

Aquí es relevante mencionar otro estudio, el de Transparency International del 2010 que mide corrupción. Finlandia está en el 4to lugar de esa lista mientras que México está en el lugar #98. No es descabellado pensar que gran parte del presupuesto destinado a la educación no está llegando a los maestros, o al menos, no a los mejores y más preparados maestros. En Septiembre del 2007 en el periódico El Norte, se publicó una nota en la que se alegaba que al retirarse, los maestros pueden heredar sus plazas a sus hijos. Fuera de negarlo, el entonces líder del SNTE, Alejandro Campos García, argumentó: ”No hay una asignación oscura en las plazas, sino que es transparente, nos han criticado mucho (dicen) que es nepotismo, dependiendo de lo que el término signifique, pudiéramos aceptarlo; sin embargo, es una cláusula con el Gobierno del Estado, no es algo que yo he establecido recientemente”. Más recientemente, en Febrero del 2009, salió que hay maestros en Oaxaca que reciben doble salario, mientras que otros reciben salario sin trabajar. Y cómo olvidar el primer exámen de la SEP a maestros, implementado en Marzo del 2010, el cual no fue aprobado por 58% de los maestros, entre ellos, algunos con más de 10 años de experiencia laboral. En resumen, el problema no son los recursos del país, sino cómo éstos son usados (o malusados).

Y no es sólo en San Pedro dónde la gente se encogerá de hombros y pensará que esto no aplica para ellos, y se pondrá a imaginar a esas comunidades ”humildes” a dónde van- o iban, cuando era seguro- de misiones en Semana Santa. Pero solo hace falta ver los comentarios furiosos al post Femenino vs No Femenino para apreciar cuántos analfabetas funcionales andan por ahí.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: